¿Disfrutas tu vida?

viernes, 16 de septiembre de 2016

No puedes disfrutar totalmente del maravilloso don de la vida si te ocurre alguna de estas tres cosas: no valorarte a ti, no estimar a las personas que te rodean o no apreciar al vida.

Es evidente que si tú crees, como creía Carlos, que eres una porquería o no vales nada, no podrás ensalzar las experiencias que vives. Y si lo que opinas es que los hombres y mujeres que pueblan el mundo en su mayoría, no sirven para nada y son desastrosos, con la excepción de esos tres o cuatro que tú conoces que son la confirmación de la regla, ¿cómo vas a compartir con ellos experiencias, tareas y momentos placenteros?

Algo similar te ocurrirá si la vida es una M... o un valle de lágrimas. ¿Cómo es posible que con conceptos tan poco valorados sobre la vida te maravilles del diente que le sale a tu hija, de la nueva flor que brota hoy en el rosal o del murmullo de un río?¿Cómo puedes sorprenderte y admirarte aquello que no aprecias?¿Es imaginable el hecho de tener satisfacción observando un estercolero, o unos urinarios?

Pues aunque te cueste creerlo hay muchas personas que poseen conceptos tan bajos como los que te he contado. Las expresiones "yo soy una mierda", "una basura", "no valgo nada", "la vida es una porquería" y otras parecidas correspondían a personas que conozco. Gracias al trabajo conjunto que hemos desarrollado, estas ideas han sido sustituidas por estas otras: "yo soy valioso", "la vida es hermosa", "merezco vivir. Viviré", "hay muchas personas que son dignas de mi estima y aprecio".



Elena Llanos © 2015 - Barcelona


Ir arribaContacto