Gracias Abraham

miércoles, 25 de junio de 2014

Durante nueve años estuve colaborando en temas de psicología con dos cadenas de radio, primero en el programa protagonistas de Luis del Olmo en Onda Cero, en la desconexión local que se realizaba para Ibiza y Formentera, y posteriormente en el programa “La Tarde” de la cadena Cope, conducido por Agustín Prades. En este último nuestra participación (digo nuestra porque contaba con la presencia de la psicóloga Ana Servando) se completaba con diversos perfiles tales como un informático, una asistenta social y un político autonómico, entre otros.

Uno de los temas más motivadores y recurrentes era cómo podíamos proteger a los más jóvenes de los peligros de Internet, por cuanto estamos hablando del año 2000, cuando Internet poco a poco ya empezaba a ser una realidad en la vida de todos nosotros. Con las maravillas que nos aportaba y los peligros que entrañaba.

Y es ahora cuando hablamos de Abraham. Me traslado a Barcelona a finales de 2003, y a principios del siguiente año retomo mi relación con los ordenadores y la informática, con Massimo como guía (del cual ya os hablaré en otro artículo). Estamos hablando de la época del Windows 95 y luego del famoso XP, con Internet esperando en la puerta. Y fue justamente a principios del 2008 cuando esa puerta la cruzó Abraham, quien me propuso disponer de mi propio sitio web.

A fecha de hoy, y después de seis años, más allá del sitio web:

  • Te agradezco tu paciencia para repetirme una y otra vez los atajos de teclado (por ejemplo: CTRL + ALT + DEL para abrir el administrador de tareas cuando algo se me bloquea.)
  • Valoro muchísimo tus aportaciones intelectuales cuando juntos hemos filosofado…
  • Me gusta mucho como me has ido sugiriendo modificaciones de mi página.
  • Gracias por haberte presentado de una forma tan sencilla y llana.
  • Gracias, por haberme dicho que me ibas a enseñar como hacías con tu madre y como si fuera yo tu abuelita (quiero que entendáis que estaba en un momento en el cual no hubiera aceptado el típico perfil de hombre joven y seductor que nunca sabes qué otras intenciones puede esconder).
  • Y gracias porque nuestra relación siempre ha estado y estará marcada por la pureza y la ausencia de virus, justamente uno de los ideales que ambicionamos todos para Internet.
Podría seguir añadiendo muchas más cosas (toda la información sobre temas varios: musicales, políticos, históricos y singulares -como por ejemplo que Delaware fue el primer estado en firmar la Constitución de Estados Unidos- y por supuesto sobre temas informáticos.)

Y para terminar perdóname por no haber hablado de ti de esta forma, como hoy aquí lo he plasmado.

Elena Llanos © 2015 - Barcelona


Ir arribaContacto