En el buen sentido de la palabra “Loco” (Parte 1)

martes, 18 de junio de 2013

Decía Antonio Machado en su poema Retrato “en el buen sentido de la palabra, bueno.” Con esta expresión don Antonio estaba revalorizando la palabra bueno, de tal forma que alguien bueno es bueno y no tonto. Siguiendo esta idea, mi intención es dar valor a la locura sana.

A modo de ejemplo, existe el estrés bueno, llamado Eustrés, que resulta de la demanda de situaciones positivas, las cuales pueden tener efectos saludables, beneficiosos y también puede motivarnos a mejorar nuestro rendimiento. Y por otra parte existe el Distrés, que es desagradable y nos provoca un esfuerzo excesivo y desproporcionado.

Y volviendo a nuestro tema, existe una locura sana que nos ayuda a no caer en la insana. Vamos a nombrar algunas características de esta locura.

La locura sana…

no nos desadapta,
no nos quita el sueño,
no nos impide cumplir horarios,
no nos lleva a eludir nuestras responsabilidades,
no nos conduce al hospital o al psiquiátrico.

sí favorece que nos adaptemos al contexto,
sí nos ayudará a resolver y enfrentar mejor los problemas de la vida,
sí nos facilita el sueño,
sí nos impulsa a cumplir las reglas del juego,
sí es nuestra aliada para cumplir con las responsabilidades,
sí nos invita a asumir más compromisos y con mayor satisfacción.

¿Y en qué consiste?

Pues consiste en expresar de una forma beneficiosa para nosotros y para las otras personas nuestro estado niño de la personalidad. Actualmente está valorándose la Risoterapia y por eso se imparten cada más cursos, seminarios y talleres. La Risoterapia no es otra cosa que la expresión saludable de esa parte de nuestra personalidad que llamamos en Análisis Transaccional el estado Niño.

Elena Llanos © 2015 - Barcelona


Ir arribaContacto