Tu tiempo es tu vida

martes, 25 de septiembre de 2012

Reza el dicho popular: El tiempo es oro. ¡Falso! Es absolutamente falso. El tiempo no es oro; es vida. Tu tiempo es tu vida, no lo olvides nunca. Date tiempo si quieres amarte. Elige cuanto te vas a regalar a diario y dedícatelo exclusivamente a tí.

Un niño pequeño se siente querido cuando su padre o su madre le ofrecen con placer parte de su tiempo. El tiempo de satisfacción compartida le lleva a la conclusión: me quiere, soy valiosa, soy querido…. Tu tienes un Niño que atender dentro de tí. ¿Cuánto tiempo le dedicas?

En tu tiempo excedente ¿haces lo que te gusta o lo que les gusta a otros?. El tiempo que no tienes que vender u ofrecer a otras personas ¿te lo das para tu propio placer?.

¿Valoras en su justa medida tus deseos, tus aficiones? ¿Les das cabida en tu vida?. ¿Cuánto tiempo te guardas para viajar, educarte, leer, estudiar, escuchar música, practicar deportes, caminar, hacer pequeños trabajos domésticos, bricolaje, salir a merendar con los amigos, ir al cine, al teatro, hacer la siesta….. o hacer eso que tanto te agrada?

También es muy importante que cuando estás a solas hables contigo de forma cariñosa y valoradora. Podría ser un dialogo como este:

“Me gusta que hayas ido al gimnasio, estoy satisfecha viendo como te cuidas. Me encanta estar a tu lado. Sigue así y no te olvides de tus minutos de lectura diaria, acuérdate de lo mucho que siempre lo disfrutas, al igual que ese breve paseo cuando sales del trabajo.”

Elena Llanos © 2015 - Barcelona


Ir arribaContacto